La crisis económica: qué es y en qué consiste

La conferencia impartida por el profesor Juan Torres, Catedrático de Economía aplicada en la Universidad de Sevilla, y organizada por el Consejo Provincial de IU en Sevilla, explica muy sintéticamente y con claridad qué es esto de la crisis y cuáles son sus consecuencias. Trata de no hacer como los gobernantes, que están hablando de esta crisis como los curas hablaban antes: en latín, para que nadie se entere de lo que está pasando.

Tiene dos características. Es una crisis sistémica. No es sólo financiera, como nos quieren hacer ver, sino que afecta el conjunto del sistema social. Es una crisis criminal. Es una crisis que muestra el lado criminal del capitalismo. En un solo día mueren 5.400 niños y niñas de sed. Para evitar este crimen serían necesarios 7.000 millones de dólares. No hay ese dinero en el mundo para evitarlo. Pero en un solo día el Banco Central Europeo puso a disposición de la banca 120.000 millones de euros, y el plan Bush 750.000 millones de dólares para salvar a la banca estadounidense.

Cuando yo llevo 100 euros a un banco, éste deja 20 en depósito (por si yo voy a retirar algo) y con los 80 restantes los presta. En el conjunto de la economía esos 100 iniciales se han transformado en 180 euros: los 100 que yo he dejado en el banco y los 80 que él ha prestado. 100 de dinero efectivo (el billete que yo he dejado) y 80 de dinero bancario. Por lo tanto, el dinero total es 180 euros. El banco “mágicamente” ha creado dinero.

El dinero no es neutro. Es poder de compra, poder de satisfacción. Pero también es un poder de decisión. Quien tiene más dinero, puede decidir dónde se lleva el dinero o dónde no, dónde se emplea, en qué negocios se pone y cuáles no. El negocio bancario tiende a crear cada vez más dinero porque esto les da más poder de satisfacción y de decisión, y ganancia. Por eso la cantidad de dinero circulante, como resultado de esa creación de dinero bancario, ha aumentado extraordinariamente. Ya no está en proporción al comercio. Ha creado una circulación en donde el dinero circula “para sí mismo”.

Usted firma una hipoteca con un banco. El banco x que le ha dado una hipoteca en un contrato de papel, vende ese contrato en un segundo mercado “derivado” a otros bancos que compran papel que pueden vender, a su vez, en otro mercado donde lo venden con beneficios, y así sucesivamente. Se crea así una pirámide que constituye el actual sistema financiero internacional. Es una compra y venta continua de papel. Esto es lo que da lugar a lo que los técnicos llaman “productos financieros derivados”. Puede parecer irracional, pero es el funcionamiento de las finanzas hoy día.

La crisis se produce por la exageración del fenómeno. No es nueva esta crisis. Sólo que ha ocurrido en una dimensión tan extraordinaria que ya no hay nadie que lo pare.

¿Por qué ha ocurrido entonces esta crisis?

Porque en los últimos años, en EEUU, ha habido un gobierno de tramposos, de chanchulleros (en palabras del premio nóbel de economía Samuelson, de talante conservador). En EEUU hay un boom inmobiliario. Los bancos ofertan hipotecas a todo el mundo. Inicialmente lo hacían con familias con recursos económicos. Estas hipotecas eran vendidas en el mercado secundario y terciario, en el momento en que eran firmadas. Pero, como el ansia de ganar era tan desmesurada empezaron a ofertar hipotecas a familias con bajos ingresos (subprime, o “hipotecas basuras”), que en el momento que se quedaran en paro o tuvieran dificultades, no podrían pagarlas. Cuando sucede esto, y el contrato de hipoteca vale 0 porque no la puede pagar la familia que la suscribió, la reserva federal y el gobierno de EEUU dan permiso para que los bancos hagan “paquetes” donde van las buenas y las subprime. Es más fácil venderlas así en el clima que se empezaba a crear. Empieza a circular por el sistema financiero. Los bancos y corporaciones que compran esas subprime tienen que hacer balance al final de año, preguntándose cuánto vale su patrimonio. Se dan cuenta que con esos paquetes no son solventes. Los bancos que se prestan unos a otros dinero y ven que están circulando esas hipotecas basura, cesan la concesión de créditos: yo no le doy dinero a ese banco de inversión, porque tiene el balance hundido. Retiran la financiación.

De crisis hipotecaria a crisis financiera, ya ha contaminado a los bancos. Cuando cierran el grifo de los créditos, no sólo afecta a los bancos, sino a las empresas, a las personas… La economía se paraliza, porque la economía necesita financiación. Casi nadie compran las cosas con dinero efectivo, sino con créditos. La crisis se convierte en crisis económica.

A los gobiernos no se les ocurre otra cosa que decir: “inyectemos liquidez”. Miles de millones de euros. Y no pasa nada. ¿Por qué? Porque los bancos siguen haciendo lo que hacían antes. Cubrir sus pérdidas, pero no dando salida a créditos y préstamos a la actividad económica productiva. Es un saco sin fondo. La bolsa de los financieros es tan grande que es imposible inyectar dinero suficiente para llenar ese agujero. Esto se hace de una forma claramente premeditada y criminal. El banco de España, junto con otros bancos, han vendido oro (que estaba subiendo) en los meses pasados para disponer de dólares (que estaban bajando) y para poder intervenir, haciendo perder casi un millón de euros al estado español (de nuestros impuestos), argumentando cínicamente que así se “reforzaban las reservas”. Sabían lo que iban a pasar, que se iba a hundir, pero no habían concebido que se hubiera llegado a este nivel de corrupción tan extraordinario del que se encuentran que no pueden salir.

No pasa nada porque nadie sabe dónde están los “activos tóxicos”. Están en todos los bancos de todo el mundo. Y el dinero de nuestros impuestos que inyectan a los bancos, miles de millones, no servirán de nada. Multiplicarán el dinero para ayudar a los bancos. Y no se hundirá el capitalismo. No lo crean. Se ha hundido el sistema financiero del capitalismo, afecta a la economía mundial, pero no se producirá una crisis global, porque en los países de Asia hay todavía una gran fortaleza que está absorbiendo en gran medida el impacto de la crisis, pero sobre todo porque no hay una respuesta política a lo que está ocurriendo. Porque están robándonos a manos llenas.

Todo el mundo sabe lo que hay que hacer. Si el Banco de Santander en vez de estar jugando al Monopoly y comprar bancos ingleses especializados en hipotecas subprime, les diera el dinero a los pequeños agricultores, a las medianas empresas, a los consumidores para que la economía funcione. Cortar de raíz la especulación financiera: miles y miles de millones de dólares que están comprando papel sobre papel, estén con plena libertad. Poner fin a la libertad de movimiento. El Banco Mundial en sus informes dice que la liberalización financiera no ha ayudado al crecimiento, sino que ha generado la crisis. Ellos lo saben perfectamente. Pero no les importa la crisis, lo que les importa es ganar más dinero.

El problema es que los bancos y las grandes empresas se han afianzado en el poder político. Porque hoy es el poder político el que garantiza la obtención del beneficio. Porque los bancos están haciendo lo que quieren porque el poder político se lo permite. Porque ha sido Bush el que ha creado la regulación financiera que ha producido esto. Fue la administración de Bush la que estableció normas regulatorias que han permitido la trampa, el chanchullo y el robo a manos armada. Igual que el que manda en España es Botín, no Zapatero. Este señor que estaba acusado por la fiscalía y tenía que haber ido a la cárcel, por apropiación de cientos de miles de millones, y la actual Vicepresidenta del gobierno y entonces Secretaria de Justicia, escribió una carta, de su puño y letra, al fiscal diciendo que retirara la acusación. Es el poder político el que se ha erigido en instrumento principal para el poder financiero. Y como no hay contrapoderes a ese poder político y financiero, no va a ocurrir desgraciadamente mucho más que una confusión económica extraordinaria con un coste increíble de empleo, pobreza, etc.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: